Miches, un tesoro por descubrir.

Desde hace ya varios años que planeaba visitar Miches, mucho antes de que se construyera la nueva carretera o que Montaña Redonda se convirtiera en un ´trending topic´. Y es que hace ya algunos 5 años un buen amigo decidió irse a vivir a Miches por cuestiones laborales y desde ese entonces empezó a contarnos de las bellezas que se pueden encontrar en el lugar, pero siempre por una u otra razón se nos hacía imposible realizar el recorrido.

No es hasta ahora, en el 2017, que por un viaje relámpago a resolver algunos asuntos en Santo Domingo, no dudamos en hacer el primer roadtrip del año y conocer este pueblo del que ahora tanto se habla.

IMG_0247

Pues les cuento que salimos hacia Miches a las 6:30am y en aproximadamente 2h45 minutos llegamos al pueblo, tomando la ruta de Hato Mayor, siguiendo hasta el Seibo para luego llegar a Miches. La carretera esta completamente acondicionada, por lo que se puede llegar en cualquier tipo de vehículo.

Una vez llegados al pueblo, nos reunimos en el parque para encontrarnos con otra parte del grupo que venía desde Punta Cana. El parque, totalmente renovado, incluye área de deporte y de esparcimiento infantil. No dudamos en preguntar por un cafecito en los alrededores, y a tan solo unos pasos encontramos en una pizzería donde acababan de colar. Aprovechamos la oportunidad también para platicar un rato con los locales que nos contaron un poco más del pueblo.

IMG_0249 IMG_0248

La primera parada fue hacer un recorrido por el malecón, donde nos encontramos con tres niños que preparaban sus caretas para los próximos días de carnaval. Nos sorprendió ver como ellos mismos las confeccionan con pedazos de bolsas de papel de cemento mezclados con harina para pegar cada capa. Felices nos dejaron tomarles fotos y nos explicaron paso a paso cómo las hacían y quién les había enseñado.

IMG_9514 IMG_9516 (1) IMG_9518

Luego de ahí nos dirigimos hacia La Montaña Redonda. A aproximadamente unos 15 minutos del pueblo, se llega a un área de parqueo (RD$100 x vehículo) donde se pueden dejar los vehículos de manera segura y prepararse para subir a la montaña. Se puede subir en vehículo propio, solo si el mismo es 4×4, ya que el camino no está pavimentado y la subida es bastante abrupta. También existen camiones adecuados para los fines que suben con pasajeros por un costo de RD$200 ida y vuelta. Esta última opción fue la que nosotros utilizamos para el recorrido.

IMG_0250

Una vez arriba vale la pena decir que la vista es espectacular. Tal como se ve en las fotos, se puede apreciar una vista panorámica de los alrededores de toda la montaña incluyendo la Bahía de Samaná en un ambiente bastante relajado y fresco.

IMG_0258 IMG_0251 FullSizeRender (4)

La montaña es un espacio de propiedad privada, por lo que no es posible subir con alimentos o bebidas,  sin embargo en el área podrán encontrar un Gift Shop y una caceta donde los mismos dueños sirven almuerzo y algunas bebidas. El precio aproximado por plato es de RD$500 y sirven un menú criollo con pescado y camarones acompañado de fritos de plátano verde y alguna que otra guarnición. Cabe destacar que el servicio y el trato fueron buenos, pero no esperemos contar con una parte gastronómica muy especializada, sino más bien platos típicos de la zona.

Existen varios atractivos como los columpios, hamacas y la escoba de guano que son un ´Must´ al visitar el lugar para tomarse las tan famosas fotos  típicas de la montaña en donde da la impresión de estar en un abismo.

IMG_0269

También se puede volar en parapente saliendo desde el tope de la montaña y aterrizando donde inicia el recorrido para subir en el área de parqueo.

Entonces se preguntarán, ¿Qué más hicimos en Miches aparte de ir a Montaña Redonda? Pues les cuento:

  • En la noche cenamos en un restaurancito que se llama Asadero Jaqueline. Manejado por una pareja de esposos, sirven Pescado frito, lambí, camarones, todos los frutos del mar frescos del día, en el mismo malecón y sobre todo,  ¡estaba exquisito! Tienen espacio dentro o con vista al mar, no está nada mal y por aproximadamente RD$500 el plato.
  • Fuimos a la playa de Costa Esmeralda.

A aproximadamente una hora del pueblo, Costa Esmeralda es una playa totalmente virgen en donde pueden encontrar un espacio espectacular para pasar un día de playa. Se toma más tiempo en llegar porque el camino es muy fangoso e irregular y es imposible llegar en carros pequeños. Vale la pena el camino, las fotos hablan por sí solas:

IMG_02702

IMG_0271

No hay nada en los alrededores, por lo que si planean pasarse el día deben llevar picaderas y sobre todo repelente porque cayendo la tarde hay muchos mosquitos.

Una buena idea si desean quedarse por la noche en Miches es regresar por Higuey (lo cual es básicamente el mismo tiempo de trayecto de regreso) y ¿Porqué no? Hacer una visita a la Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia, comprar dulces y regresar a la capital con dos visitas en vez de una.

Miches para mí es un diamante en bruto, y debo decir que sí, vale la pena ir a Montaña Redonda, pero de nada vale sino tratamos al menos de llegar al pueblo, hablar con su gente, consumir en un restaurante y dejar algo al local que aún no cree que el turismo puede ser una fuente de ingresos en esa zona.

Gracias especiales a mi amigo Gustavo Abel Román quien fue nuestro guía y nos mostró con mucho cariño lo mejor de Miches.

No te olvides, si te gusta ¡compártelo! y síguenos en nuestras redes como @islandroadtrippers

¡Hasta la próxima!

 

Share This:

One CommentAdd yours

  1. Gustavo A. Román says:

    Te espero de vuelta y a todos los Islandroadtrippers que quieran vivir la experiencia Miches.

Leave a Reply to Gustavo A. Román Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *